Un momento del partido entre el CCEE Reyes Católicos y el Colegio Gran Bretaña