Por una educación inclusiva

Por una educación inclusiva

CCEE REyes Catolicos. ACONIÑO

Todos somos iguales y todos somos diferentes, la diversidad no es más que una expresión de la normalidad. El 14 de noviembre hemos tenido un claro ejemplo con la visita de ACONIÑO al CCEE Reyes Católicos.

La UNESCO define la educación inclusiva como enfoque educativo que pretende gestionar las necesidades de aprendizaje de todos los niños, jóvenes y adultos poniendo un énfasis específico en quienes son más vulnerables a la marginación y a la exclusión. De este modo, una educación inclusiva trata de brindar una sensibilidad especial a las necesidades individuales, creando entornos de aprendizaje que permitan a nuestros alumnos comprender el mundo que les rodea y a comportarse de forma justa y responsable. Por eso, para aprender a vivir juntos es necesario promover escenarios de encuentro entre nuestros alumnos y otros niños y jóvenes con discapacidad que tratan, como todos, de alcanzar sus sueños, encontrar su futuro y lograr una vida digna, al igual que nuestros alumnos, con ayuda de sus familias, sus profesores y otros agentes educativos.

CCEE Reyes Catolicos. ACONIÑO

Hemos asistido a un encuentro que para nosotros es un  regalo, porque tuvimos la ocasión de acoger, conocer y aprender de estos chicos y chicas de ACONIÑO, de sus profesores, de sus familias. Esstamos felices porque, por medio de la experiencia artística, de la palabra y del juego, el Centro Reyes Católicos, como en otras ocasiones, abrió sus puertas al encuentro con otros niños colombianos, con otras realidades a veces invisibles, casi siempre poco conocidas.

Hemos querido poner nuestro granito de arena y avanzar un poco más en la transformación de un mundo, a veces temeroso e intolerante, para celebrar la diversidad como algo natural.

DSC_8254

La primera actividad de la jornada fue el montaje teatral Patrick, el pingüino que se volvió rosado” a cargo de los niños y niñas de 2º A de primaria, dirigidos por su profesora María Andreo Nogueras.

Berta Brunal, Directora de ACONIÑO, se ha dirigido al Centro para manifestar lo siguiente: ” en  nombre de los niños y sus familias, del equipo terapéutico y el mío propio, quiero  agradecer inmensamente a todo el equipo directivo del Centro y a la docente María Andreu por la atención que tuvieron con nuestros niños y sus familias el pasado viernes 14. Fue para todos una linda y significativa experiencia, y esperamos que esta haya sido el comienzo  de muchas más y podamos contar con estos mismos espacios de inclusión, convivencia e interacción una vez al año para fortalecernos en dos vías: por una parte, la visualización de nuestros niños, además,  la sensibilización de los alumnos del Centro que nos motiva a cristalizar el sueño de compartir todos un mismo espacio con espíritu solidarioTambién ponemos a su disposición a ACONIÑO para que algunos estudiantes de último año realicen sus prácticas de servicio social tanto en el área operativa como administrativa“. (Fotografías Juan Francisco Zuleta Orjuela)