Ciencia y ficción en el centro de la Tierra

vietnamcueva2.jpg.imgw.1280.1280

(Carlos Andrés del Valle. 1º de Bachillerato, Grado 11).  En la novela de Julio Verne se expone muy bien el pensamiento científico de la época; aunque hoy en día sepamos que no son veraces. La tendencia era afirmar que el centro de la tierra estaba constituido por agua hirviendo. Hoy sabemos que es imposible, ya que sería imposible por la temperatura del núcleo. Pero si se creía esto ¿por qué un científico tan importante como Lidenbroock querría hacer este viaje? La respuesta es que creía que la Tierra era hueca y, para probarlo, utilizó una esfera de potasio y sodio que al mojarla se calentaba y cambiaba la superficie (explica la sismología). Falso también, ya que estos dos metales son altamente reactivos especialmente con el agua además sabemos que las ondas sísmicas no se transmiten por el gas y menos por el vacío.

Retomando. Para llegar al centro de la Tierra descienden por una falla en espiral, desconocida por la Geología, y llegan a una caverna con piso de arena, estalagmitas y un mineral luminiscente que la iluminaba, situación imposible ya que gracias a la ausencia de luz no podría brillar y no puede haber estalagmitas con un piso de arena. Al alcanzar los 70 km de profundidad encuentran un mar interior y la temperatura apenas ha aumentado 25°C;  cosa que en la realidad habrían sido 1000°C, de acuerdo al gradiente geotérmico, por esto no podría haber un mar. En todo caso, para cruzarlo hicieron una balsa de madera fosilizada (que no podría flotar pero lo hacía) y encuentran vida vegetal pero no había luz solar (no tiene sentido). En un momento dado experimentan una caída ininterrumpida por la cual llegan al centro de la Tierra y en el libro se define como eterna, pero suponiendo que la caída fuera de 6000 km la hubiesen completado en 18 minutos. Después de ser frenados por el agua del mar, que cayó antes que ellos (suponiendo que sobrevivan a una caída de 6000 km), el agua comenzó a hacerlos ascender por un tubo volcánico. Llegado un tiempo el agua se evaporó dando paso a un ascenso dirigido por la lava, para entonces la aventura ya se habría acabado hace mucho tiempo pero ahora sin duda debió haberse acabado, pero no ocurrió. La lava los expulsó por el cráter del volcán Etna en Sicilia y volvieron a Alemania a hacer público su descubrimiento.

(Este comentario crítico forma parte del trabajo de aula de la materia de Biología y Geología de 1º de Bachillerato, impartida por el docente Luis Fernández López).

Comentarios desactivados en Ciencia y ficción en el centro de la Tierra

Archivado bajo Centro Educativo

Los comentarios están cerrados.