Presencia del CCEE Reyes Católicos en el homenaje de la Embajada de Méjico al pintor y escultor Manuel Felguérez Barra

Presencia del CCEE Reyes Católicos en el homenaje de la Embajada de Méjico al pintor y escultor  Manuel Felguérez Barra

El CCEE Reyes Católicos fué representado por las Jefaturas de estudios de Educación Infantil y Primaria y de Educación Secundaria con sus titulares María de los Ángeles Morcillo y Francisco Pérez a la cabeza en la recepción-homenaje al pintor y escultor mejicano Manuel Felguérez Barra , celebrada en la Embajada de Méjico el pasado día 16 de febrero, jueves a la 19:00 horas.

img-20170217-wa0001
Francisco Pérez y María de los Ángeles Morcillo junto al Embajador de Mejico Arnulfo Valdivia Machuca

Dejamos aquí unas pinceladas de la excelsa biografía  de tan grandioso artista mejicano:

Realizó estudios en la Escuela Nacional de Artes Plásticas -Academia de San Carlos- de la Universidad Nacional Autónoma de México en 1948, en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” en 1951, en la Academia de la Grande Chaumier en París entre 1944 y 1959 y entre 1954 y 1955, en la Academia Colarossi de París, Francia gracias a una beca del gobierno francés. Estas dos últimas resultan de suma importancia para su formación, ya que es ahí donde trabaja con el escultor francés de origen ruso Ossip Zadkine (1949-1950), quien, formado en el cubismo, habrá de convertirse en una de las mayores influencias para el trabajo posterior de Manuel Felguérez.

img-20170217-wa0002
Francisco Pérez y María de los Ángeles Morcillo junto al pintor y escultor mejicano Manuel Felguérez Barra

La formación de estilo y las imágenes de Felguérez está estrechamente ligada a los diversos movimientos de Europa, como incorporar geométrica-constructivista, el informalismo y el expresionismo abstracto que estaba expuesto en su primera formación. Ha fusionado estos elementos en su propio estilo. Su trabajo a menudo contiene figuras geométricas básicas como círculos, triángulos, rectángulos y cuadrados, en combinaciones para formar su propio “lenguaje”. Su trabajo ha sido comparado con Picasso y Tamayo por expertos en arte como Teresa del Conde. Afirma muchas influencias, pero no sigue cualquiera específicamente.