Visita de trabajo a la Guajira

guaj

Visita Guajira, marzo de 2017

(Carmen Rey. Coordinadora de Proyecto). En el mes de marzo un equipo de compañeros nos dirigimos a La Guajira. Una primera parte se adelantó a iniciar un convenio en Uribia con un Policía nacional local que desarrolla una iniciativa educativa con chavales de comunidades.

Ya todos juntos nos dirigimos a atender los microcréditos de cinco comunidades wayúus, dos cercanas a Riohacha: Paranashiamana y Regermana. Y otras tres cercanas a Manaure: Kashuana, Wayumatamana y a las artesanas de la comunidad Wolamentamana que se acercaron a la sede de la Asociación Shipia Wayúu.
De los escasos 20 microcréditos de la primera fase hemos pasado a casi 50 en esta ocasión. La atención a las escuelas se ha transformado en un apoyo a los niños de las rancherías en forma de galletas, dulces, pelotas, cintas para saltar y prendedores para el pelo. Sin faltar algo de agua para todos, tan necesaria allí.
Muy diferente la acogida de las comunidades a las que ya habíamos visitado anteriormente de la que nos dispensaron las que se incorporaban en esta ocasión.
Nos acompañaron tanto el líder de la Asociación, Javier Roja, como la persona en la que ha delegado por su falta de tiempo, Marcela, que es su esposa y también miembro de la Asociación. Contamos con la compañía de Eugenio Rafael y Jorge Pascual, dos miembros de la Guardia Civil, que ya repiten experiencia. A ellos  se unieron miembros de la Policía Nacional colombiana. Esta vez la representación femenina la llevó Amalfi, con su uniforme de policía wayúu que nos recordó a nuestra querida Elba. Elba te añoramos.
Llevamos el papeleo María Andreo, Teresa Andújar y yo. Se ocuparon de la fotografía Fran Pérez y Marta, la hija de Teresa. Apoyando lo que hiciera falta estuvieron Julio Pérez e Isabel, su esposa. El señor rector, Luis Fernández, encabezó la comitiva y se encargó de ampliar el alcance del convenio, que en fechas próximas tendrá una nueva redacción. María López, madre del señor rector nos mostró a todos la sensibilidad que aflora de ella hacia los niños.

Fue una visita muy emotiva en la que pudimos apreciar el afecto y la confianza que este pueblo ha depositado en la colaboración que le prestamos. Pudimos observar que lo poco que hacemos ha contribuido en algo a que su vida sea algo más cómoda, observando diferencias claras entre comunidades ya visitadas y las que se incorporaban ahora.

Con alegría pudimos ver las charcas de sal de nuevo en marcha, una fuente de ingresos muy importante para Manaure. Acabamos la vista, rápida y plena de contenido, entrevistando a dos candidatas a una beca de estudios universitarios. Regresamos a Bogotá cansados, un poco impresionados y muy contentos de que esta iniciativa continúe su andadura.

Comentarios desactivados en Visita de trabajo a la Guajira

Archivado bajo Actos y relaciones institucionales

Los comentarios están cerrados.