Reflexiones del rector del curso 2016-17

Quiero comenzar agradeciendo el reconocimiento que Colombia hizo a España por la labor del Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos en el país, por nuestro trabajo educativo, por la acción cultural y por nuestra cooperación desde octubre de 1980. Agradecer lo agradecido, como señal evidente de la buena comunicación y de la amistad que está institución ha demostrado, demuestra y demostrará a Colombia y que, de manera recíproca, nosotros sentimos cada día. La Condecoración del Congreso de la República de Colombia, en grado de Comendador, que hemos recogido este curso, nos llena de alegría, nos estimula a continuar abriéndonos a este país, que vive tiempos de esperanza, con un impulso rápido e imparable hacia un gran futuro más justo y en Paz.

El curso que termina, el 2016-2017, comenzó con un jefe de misión, don Ramón Gandarias, y finaliza con un nuevo embajador, don Pablo Gómez de Olea, con el que continuaremos y fortaleceremos el trabajo de nuestra institución en el marco de la Acción de España en Colombia. También hemos despedido al que fue, durante esta última etapa, nuestro agregado de Educación, don Manuel Lucena y, ya en agosto, a nuestro consejero de Educación en Brasil, don Álvaro Martínez-Cachero. También la despedida de nuestro jefe de seguridad de la Embajada de España, el Teniente de la Guardia Civil Eugenio Ángel Rafael, con el que el centro consiguió los más altos niveles de seguridad y protección a los que nunca había llegado. Y al final del verano español una nueva despedida de compañeros y amigos, nuestros inspectores Fernando Monje y Avelino Sarasua que ocupan otros destinos en su labor de supervisión. Año de cambios, sin lugar a duda.  A todos muchas gracias.

En el 2017 también hemos despedido a nuestro querido compañero el ingeniero de sistemas Óscar Acosta Zambrano, que el 5 de marzo nos dejó en la ciudad de Pasto después de luchar con valentía y ejemplo contra la enfermedad. Nos queda su recuerdo, nos queda su familia y el grato recuerdo del orgullo que él tenía por nuestra comunidad educativa y cultural.  Él, junto a los padres y madres de familia y al profesor de inglés jubilado Alfonso Pimentel que se han ido y recordamos en este anuario quedan en la memoria del Reyes Católicos.  Descansad en Paz amigos.

A nivel interinstitucional, el convenio con la Universidad del Rosario para el fortalecimiento del aprendizaje del inglés en nuestro centro, y a través de él, en la localidad de Usaquén; y el acuerdo para dotar de becas para estudiar en España a egresados de buenas calificaciones del CCEE Reyes Católicos con la Universidad de A Coruña, Universidad Europea del Atlántico, Universidad de Zaragoza, Universidad de Lleida, Universidad Pública de Navarra y Universidad de La Rioja, han  vuelto a demostrar la importancia de la cooperación en el campo educativo para mejorar las opciones y posibilidades de nuestra comunidad, que abre nuevos caminos a nuestros alumnos y alumnas.

Y no nos hemos olvidado del compromiso con Colombia, que va mucho más allá que la educación de lo más preciado que tenemos: nuestros estudiantes. Un centenar de actividades culturales abiertas y gratuitas a la ciudad de Bogotá y a Colombia, que pretenden la difusión de la cultura española, colombiana e hispanoamericana nos ponen al frente de la oferta cultural de nuestros colegios hermanos de la Unión de Colegios Internacionales (UNCOLI). La cooperación con las comunidades Wayuu, cuya última visita al terreno contó con la presencia de nuestro embajador, la cooperación con el Ministerio de Educación Nacional de Colombia en la mejora de los currículos y materiales de Lengua y Matemáticas en el Departamento del Chocó, el trabajo codo a codo en el Proyecto Frontera con los centros públicos vecinos y la formación de equipos de mediación escolar para la resolución pacífica de conflictos han sido nuevamente nuestra humilde aportación a la construcción de una sociedad colombiana más justa y en Paz.

La práctica de la interculturalidad nos ha servido para reforzar comunidad Iberoamericana y nunca como pretexto para dividir. Han sido protagonistas este curso que finaliza las Islas Canarias (España) y el Paisaje Cultural Cafetero (Colombia).

No quiero dejar de felicitar a nuestros estudiantes que un año más han alcanzado niveles de excelencia aún más altos que el curso anterior en todas las pruebas externas, colombianas y españolas (con la primera Evaluación para el Acceso a la Universidad que sustituyó a la PAU), además de recibir diferentes premios que veremos en este anuario de instituciones como el Ministerio de Defensa de España o el Congreso de los Diputados. En primer lugar, es vuestro mérito resultado de vuestro esfuerzo y tesón y, en segundo lugar, de vuestros docentes y vuestras familias. Felicitaciones a ese equipo de éxito de estudiantes, familias y escuela.

Mi despedida a los y las estudiantes que han finalizado y engrosan la comunidad de antiguo alumnado y a  los docentes que en junio han finalizado su misión en Colombia y que han sido piezas claves en los proyectos de responsabilidad social que he citado anteriormente.

Mucho ánimo y ganas de estudiar para el próximo curso. Cada estudiante se juega su propio futuro y, junto a  él, el de su país.

Luis Fernández López

Rector

Comentarios desactivados en Reflexiones del rector del curso 2016-17

Archivado bajo Actos y relaciones institucionales, Centro Cultural, Centro Educativo

Los comentarios están cerrados.