Reflexiones del rector del curso 2017-18

Reflexiones del rector del curso 2017-18

Con la clausura del curso 2017-18 ha finalizado una etapa de cinco cursos de un equipo directivo, que tuve el honor de encabezar, al frente del Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos, que comenzó el 1 de julio de 2013, sustituyendo como rector al Profesor Miguel Ángel Villalobos Chaves y, ahora, entregando el puesto al decimocuarto director, el Profesor Julio Manuel Pérez Fraile. Con mis compañeros de trabajo, tanto directivos como docentes y no docente, nos ha correspondido continuar el trabajo de muchos compañeros y compañeras, también estudiantes y familias, que han dado lo mejor, con su esfuerzo y buena voluntad a la Educación y la Cultura de España en Colombia, desde octubre de 1980.

El curso 2017-18, que acaba que finalizar, y gracias al tesón de toda la comunidad educativa y cultural, ha vuelto a destacar por el grado de excelencia del colegio español en Bogotá, tanto a nivel de las distintas áreas y materias del currículo, como por la difusión cultural, y por lo que es cuando menos igual de importante, la educación integral de las personas, basada en principios y valores democráticos como la Justicia, la Solidaridad o la Paz.

La innovación educativa desarrollada por nuestro profesorado de Infantil, Primaria y Secundaria ha sido especialmente relevante este curso. De nuevo, las intervenciones pedagógicas en mediación para la paz y convivencia, educación ambiental y vial, tertulias filosóficas y literarias, educación para la salud con promoción de hábitos alimentarios saludables, educación para el desarrollo, teatro, música, deportes en UNCOLI, educación intercultural, cine educativo en inglés, fotografía matemática y reporteros, robótica, modelo de Naciones Unidas o modelado 3D han sido constantes a lo largo de los diez meses de clase.  A ellas se han unido nuevas experiencias educativas: en Astrobiología, en colaboración con NASA, el encuentro de intercambio pedagógico entre docentes de Colombia, España y México, ser sede organizadora de los veinticinco colegios de UNCOLI de la Exposición de Artes Kinder de Educación Infantil, la presentación de un trabajo sobre juegos tradicionales españoles y organizar con SEPIE la I Feria Estudiar en España en Bogotá, con más de tres mil asistentes.

El trabajo docente se ha visto estimulado con los éxitos del alumnado, que ha demostrado de manera especial su excelencia. Sofía Rubiano, alumna de Bachillerato, recibió en el Congreso de los Diputados de Madrid, de manos del ministro de Educación Méndez de Vigo y la presidenta del Congreso Ana Pastor, el único premio para estudiantes de Bachillerato de centros educativos de España del concurso “Una Constitución para todos”. Esteban Pineda nos dio otra alegría, quedándose con el premio Extraordinario de Bachillerato de todos los centros de titularidad del Estado español en el exterior. Meses después, Alejandra Cote consiguió el único premio a centros españoles en el exterior del concurso Carta a un militar, del Ministerio de Defensa de España. En Colombia, Helena Perilla, representó al Reyes con un alto dominio del inglés en EF Challenge 2018. No menos importantes los resultados de varios estudiantes que obtuvieron puestos relevantes en Olimpiadas colombiana de Biología, Matemáticas y Astronomía. De todos, ha destacado sobremanera el alumno de 2º de Bachillerato (Grado 12) Carlos Andrés del Valle, quien, en el mes de julio, ha representado a Colombia, en Irán, en la Olimpiada Internacional de Biología, al estar entre los cuatro colombianos más destacados en esta área científica.

En 2018 la Embajada de España en Colombia, a través de nuestro centro, ha convocado por vez primera el Premio Manuel Elkin Patarroyo de Investigación Científica para estudiantes no universitarios de Colombia. La participación, abierta a todos los centros educativos del país, ha sido muy importante y ha contado con la implicación directa y decidida del Premio Príncipe de Asturias, el inmunólogo colombo-español Elkin Patarroyo, que nos acompañó a lo largo del curso en cuatro actividades, incluida la presidencia del jurado que evaluó la defensa de los trabajos finalistas. Mas satisfacción aun al resultar premiado en la categoría de Educación Infantil y Primaria un excelente trabajo de nuestro alumnado más pequeño, con una investigación sobre la importancia del jabón en la higiene personal. Felicidades a esos pequeños científicos y gratitud al ilustre científico. El futuro promete.

El Centro Cultural, que el convenio internacional entre España y Colombia define como una de las dos  acciones que ha motivado su creación, ha contado durante el curso que finaliza con ponentes de excepción; como ejemplo podemos citar el taller sobre liderazgo del Profesor José Manuel Restrepo, hoy ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, la videoconferencia de Pedro Duque, astronauta español y ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España, de Rodrigo Rivera,  Alto Comisionado para la Paz de Colombia (conferencia pronunciada en el marco de Hispamun), de José Bono, expresidente de Castilla La Mancha, exministro de Defensa y expresidente del Congreso de los Diputados, de la escritora de literatura juvenil española Marilar Aleixandre, del escritor colombiano Enrique Serrano, del pedagogo español Pedro Uruñuela o de la artista española Cayetana Guillén. Además, debo destacar el homenaje en nuestro centro, a Marie Curie, en colaboración con la Embajada de Polonia, la conmemoración del centenario de Gloria Fuertes y el medio siglo de Cien Años de Soledad de García Márquez. Y un éxito está siendo la Exposición sobre Expediciones Científicas Españolas en América en el siglo XVIII, creada por nuestro profesorado de Ciencias Sociales y Naturales, que recorrió ya varias ciudades de Colombia, además de la exposición de la obra de Francis Galia o la Exposición Artistas Emergentes.  También ha sido destacada en medios de comunicación de España y Colombia la semana cultural de aproximación de la Semana Santa de Zamora (España) y Popayán (Colombia), que ha permitido estrechar lazos entre ambas ciudades o la semana dedicada a la afrocolombianidad y las regiones de Nariño y Castilla la Mancha. Y, no se puede olvidar, la grabación del primer disco del Coro CCEE Reyes Católicos, uno de los grupos corales más reconocidos en la ciudad y con un importante repertorio de música tradicional y popular española y colombiana.

La gran mayoría de las actividades reseñadas en el párrafo anterior se desarrollaron en ámbito escolar, otras como corresponde a un centro cultural que organizó más de cien actividades en once de los doce meses del año, estuvieron abiertas a la ciudadanía de Bogotá y Colombia. Sin lugar a dudas nuestro centro cultural ya es una referencia en la capital colombiana, y lidera las actividades culturales en la localidad de Usaquén, en el norte de la ciudad.

La responsabilidad social del centro continuó teniendo como referencia el Proyecto Frontera, que firmó en mayo un documento de trabajo entre los tres colegios vecinos, la cooperación con comunidades Wayúu de La Guajira, la colaboración con el Ministerio de Educación Nacional y UNCOLI para la mejora de la Educación en el Departamento del Chocó o la formación en varios centros de Colombia y Ecuador de equipos de mediadores de paz, en el marco de la Red Xesús R. Jares.

El último día lectivo del primer trimestre, en diciembre de 2017, hemos despedido como compañera de trabajo a la Profesora de Ciencias Sociales de Colombia Doña Matilde Aristizábal Tapias, manizaleña vinculada al CCEE Reyes Católicos desde su creación y que ha dedicado prácticamente toda su vida profesional a la Educación en nuestra institución. Toda la Comunidad Educativa se lo agradece y lo ha querido reconocer dedicando una de las aulas de Educación Primaria que, desde enero de 2018, lleva su nombre.  Con su marcha, hemos dado la bienvenida a la Profesora Blanca Liliana Reyes Pulido, que consiguió el puesto docente después de un largo y exigente proceso selectivo.

Aun con el riesgo de hacer este saludo del Anuario demasiado extenso no sería justo no dedicar algunas palabras de agradecimiento a las personas que, como se dice en Colombia, nos han colaborado, y mucho, en la gestión.

Muchas gracias a los Embajadores Nicolás Martín, Ramón Gandarias y Pablo Gómez de Olea, a los agregados de Educación Manuel Lucena y Miguel Ángel de Andrés y a los consejeros culturales Bernabé Aguilar y Diego Nuño. En estos cinco años, de ellos y haciéndonos sentir parte importante de la Embajada de España en Colombia, sólo he tenido colaboración y cooperación. Es, sin duda, la manera más inteligente de trabajar por España desde Colombia.

Del Ministerio de Educación de España no puedo olvidar la colaboración y honestidad con el centro y con su equipo docente de los inspectores Fernando Monje, Remedio Soler, Felipe Díaz y Avelino Sarasua. Sus felicitaciones y sus correcciones han sido igual de importantes para mejorar la calidad del Reyes Católicos.  De la administración educativa colombiana Pilar Viana y Eliana Iannini fueron siempre ayuda de nuestro colegio e interlocutoras excelentes ante otras autoridades nacionales.

Gracias a mi equipo de trabajo más directo:  Teresa, Cecilia, José María, María Ángeles, Francisco, Julio y, de manera especial Julieta Mrocek, que coordinó de manera brillante el Centro Cultural, según muchas personas y entidades, en su periodo más prolífico en la ciudad y en el país, y en el que el Reyes entró a formar parte de eventos de la importancia del Festival Internacional de Música Sacra, Cátedra España o FILBO.  Y, por supuesto, todos los profesores y profesoras, personal de administración y servicios, enfermería, docentes de taller y colaboradores, que son los responsables directos de los éxitos y del buen nombre de nuestro centro en Colombia.

Han sido cinco cursos de un trabajo intenso que ha dado frutos. Pido disculpas por los seguros errores, desacuerdos e inconvenientes. En cualquier sociedad humana, y más un centro complejo como el nuestro, la convivencia no es posible sin conflictos. En todo caso no recuerdo de manera consciente e intencionada haber generado muchos.

En los objetivos no alcanzados de este periodo de dirección no se han podido cumplir dos propósitos importantes del programa de dirección que termina: la creación de un centro asociado de la UNED y las mejoras en el pabellón polideportivo. Lo hemos intentado, hemos reiterado la petición, pero no lo hemos conseguido.  Queda pendiente también la aprobación de un nuevo Proyecto Educativo Institucional para el centro, que adapte el vigente a las nuevas leyes educativas de España y Colombia, tras sucesivas reformas.

Le deseo mucha suerte a la comunidad del CCEE Reyes Católicos en la nueva etapa. Los cambios siempre deben ser oportunidades de crecimiento.

El afecto, el cariño y la bonomía de los colombianos y las colombianas que he conocido en este periodo, muchos ya buenos amigos, hace difícil la despedida y hará necesarios frecuentes retornos a casa.

Hasta siempre.

Luis Fernández López

Rector